La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Caracter Propio


Definición

El carácter propio o ideario es el documento en el que se define nuestra identidad y se establece un modelo antropológico, axiológico, ético y religioso que es la base de los planteamientos educativos, pedagógicos, administrativos, jurídicos y pastorales del colegio San Vicente de Paúl.

El carácter propio actúa como poso histórico, recogiendo el legado de la institución desde su origen y las intuiciones de sus fundadores. Asimismo, es motor y guía que orienta la actuación en el presente y la proyecta hacia el futuro.

Nuestro carácter propio se articula en cinco elementos: misión, visión, valores, rasgos de identidad y cultura organizativa.

 

Misión

Nuestro colegio se define como un centro católico, de Hijas de la Caridad, que basa su estilo educativo en el carisma de sus fundadores (Vicente de Paúl y Luisa de Marillac). Como Escuela Vicenciana, se compromete a:

  • Proporcionar una enseñanza de calidad con un estilo propio, teniendo una atención preferencial por los más necesitados.
  • Dotar de una formación integral a los alumnos de acuerdo con una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo: los prepara para participar activamente en la transformación y mejora de la sociedad.

 

Visión

Nuestra visión de futuro es:

  • Una visión cristiana de la vida y del proceso educativo fundada en el Evangelio: creemos en un Dios que nos ama de forma incondicional y que se nos ha dado a conocer a través de Jesús. Inspirados por Él, pretendemos que la educación católica constituya una experiencia única de enriquecimiento personal y de integración en la comunidad eclesial.
  • Una visión esperanzada: tratamos de impulsar las potencialidades de cada miembro de la comunidad educativa, acompañándolo en el desarrollo de sus proyectos vitales entendidos a la luz de la fe.
  • Una visión integral de la formación de nuestros alumnos que nos anima a educarlos en todas sus dimensiones de acuerdo a la concepción cristiana de la persona, otorgando una especial significatividad a la dimensión contemplativa y a la educación de la interioridad.
  • Una visión crítica y optimista del mundo: queremos vivir atentos a los signos de los tiempos y en constante renovación, investigando e implantando modelos pedagógicos y pastorales innovadores y competentes que buscan anticiparse a los cambios para ofrecer hoy lo que será mejor para el mañana.

 Valores

 Concebimos y vivimos la educación:

  • Desde nuestra fe en Jesucristo a través de nuestro carisma renovado a la luz de la realidad presente y de nuestra tradición histórica.
  • Con pasión y entusiasmo, comprometidos con la transparencia y la autenticidad, y abiertos al encuentro con todos.
  • Comprometidos con el crecimiento personal y profesional de todos los miembros de nuestra comunidad educativa.
  • Comprometidos con la calidad y la innovación en la experiencia educativa de una escuela abierta e inclusiva para todos, orientados al servicio de las personas según nuestro proyecto educativo.
  • Comprometidos con la solidaridad y el espíritu crítico para la construcción de un mundo mejor, más justo y más humano, impulsado desde los valores del Evangelio, el respeto de los derechos humanos, la aceptación de la diversidad y la conciencia ecológica.
  • Comprometidos con la convivencia, el trabajo en equipo, la estrecha unión con las familias de nuestros alumnos y la pertenencia y colaboración con otras instituciones y redes católicas que multiplican nuestro potencial y facilitan nuestro crecimiento institucional. 

Rasgos de Identidad

Somos una institución:

  • Con una vocación abierta y de servicio, que vive los valores cristianos en misión compartida y que ofrece el proyecto de vida de Jesús como un  proyecto atractivo, posible y alternativo que ayuda al desarrollo integral del ser humano, fundamenta su dignidad, provoca procesos de búsqueda de sentido y hace felices a todas las personas.
  • Innovadora y creativa, que apuesta por la renovación pedagógica y pastoral situando al alumno en el centro del proceso educativo. 
  • Relacionada y conectada en red con otros centros y entidades de nuestro entorno y en relación estrecha con otras instituciones católicas. 
  • Acogedora, alegre, cercana y en actitud agradecida.

 

Cultura Organizativa

Impulsamos:     

  • Un clima emocional enriquecido por los valores cristianos del servicio, el amor, la justicia, el perdón, la sencillez, la gratitud y la atención a los más desfavorecidos.
  • La formación permanente, la calidad y la innovación con el fin de favorecer una continua mejora personal y profesional de los miembros de la comunidad educativa.
  • Un estilo de trabajo que nos ayuda a poner nuestros dones al servicio de los demás desde la libertad, la responsabilidad y el compromiso, adaptándonos a las necesidades educativas de cada alumno.
  • La evangelización a través de una acción educativa alegre y cercana a los alumnos que sitúe la experiencia y celebración de la relación con Dios como parte esencial de nuestra vida cotidiana.
  • Una educación integral, optando por la organización de los espacios, los recursos y los tiempos de modo que permitan el desarrollo pleno de nuestro proyecto educativo.
  • La participación de las familias en la comunidad educativa, haciéndolas partícipes del carácter propio que nos une en un mismo proyecto educativo.